Qué son las prótesis faciales

¿Qué son las prótesis faciales?

Una prótesis es una estructura artificial que se implanta en el organismo con la finalidad de corregir una deformidad o lesión, restituyendo la funcionalidad de la parte afectada.

Las prótesis faciales se emplean para tratar una malformación del rostro que puede haberse producido por diversos motivos: cáncer, accidentes o enfermedades congénitas.

También se las conoce como epítesis faciales. Epítesis proviene del griego “ephitema”, que significa cubrir o tapar con algo. En este caso lo que se oculta es una anomalía  facial.

“El uso de prótesis faciales resulta una interesante opción en aquellos casos en los que no es posible realizar una reconstrucción del rostro con tejido del propio paciente. Así se evitan problemas en una zona que influye directamente sobre la capacidad de comunicación con el exterior en las personas que sufren estos trastornos”.

 

 

 

Dr. Eugenio Lalinde
Prótesis faciales después de un tumor

Para qué se usan y tipos

La finalidad de las prótesis faciales es restituir la función y apariencia de la zona tratada. Su elección tendrá que tener en cuenta no sólo los aspectos estéticos del paciente, sino todas las cuestiones relativas a su patología y proceso de recuperación.

Las aplicaciones de las prótesis faciales son diversas, pero generalmente se emplean para la nariz, los ojos y las orejas.

Según la zona en la que se ubican se clasifican en auriculares, oculares, órbito-oculares, nasales, órbito-nasales o naso-maxilares, craneales, maxilares y mandibulares.

Aplicaciones

Las prótesis faciales se usan en el caso de lesiones o deformidades faciales que se originan principalmente por defectos congénitos, traumatismos originados por distintos tipos de accidentes o tumores.

Prótesis facial de oreja
Prótesis faciales materiales

Materiales

En muchas reconstrucciones faciales se emplea material autólogo (del propio paciente), para corregir determinados defectos de la región facial. Sin embargo, cuando esto no es posible es cuando recurrimos a las alternativas artificiales, es decir, a las epítesis o prótesis faciales.

Estas prótesis pueden ser de distintos materiales, pero lo más común hoy día es que sean máscaras de silicona que imitan la piel de una manera muy fidedigna. Con ellas se logra disimular de una forma muy eficaz los defectos, de modo que el paciente puede desarrollar una vida normal sin problemas.

Las más comunes

Las prótesis faciales más utilizadas son las de ojos, nariz y orejas. Las de los ojos son las de elaboración más compleja; las de nariz generan gran satisfacción por las mejoras físicas que aportan; y en cuanto a las prótesis de orejas, generalmente ofrecen muy buenos resultados estéticos por su ubicación y la similitud al original.

Prótesis de nariz

Cómo de fijan

Hay varias formas de fijar una prótesis facial. En algunos casos se emplean pegamentos biológicos, son prótesis adhesivas a las que se acude según cada situación. Aunque estos productos no se consideran muy higiénicos por lo que su uso está tendiendo a desaparecer.

Como alternativa, la tendencia es utilizar implantes (muy similares a los implantes dentales). Éstos se sujetan al hueso a través de unos imanes que son los que fijan la prótesis.

Respetando la estética

En la elaboración de una prótesis facial se han de tener en cuenta los rasgos estéticos de cada paciente. Se busca que éste se encuentre a gusto con su nueva imagen y apenas note la presencia de este elemento externo.

La forma del rostro, la existencia de surcos o arrugas, la simetría con el otro miembro (en el caso de las orejas) o en ambos lados del rostro, son parámetros que se tendrán en cuenta. Por ello, se pedirán fotografías anteriores a la lesión, y también se harán simulaciones con tecnología 3D.

Para ser lo más real posible se emplean materiales y tonalidades que imitan a la perfección la piel.

Prótesis faciales antes y después

Fotos de reconstrucción de ojo con prótesis
Prótesis faciales fotos

Uso de prótesis faciales opiniones

Artículos relacionados con prótesis faciales

Procedimiento en la colocación de prótesis faciales

Planificación

La utilización de prótesis faciales se debe consensuar con el paciente. Hay una serie de factores que el médico analiza antes de definir si el afectado va a necesitar este nuevo elemento en su cuerpo.

Cuestiones como la edad, el tipo de lesión y si el paciente no es capaz de regenerar tejido son los que van a determinar esta decisión.

Procedimiento

El objetivo de las prótesis faciales es sustituir el elemento cercenado por uno que imite lo más fidedignamente al original que ya no se encuentra. Para ello el paciente deberá someterse a un proceso que implica la elaboración de la prótesis que sustituirá al miembro ya desaparecido.

Primero se realiza una impresión facial con un material específico para crear el molde. Ésta puede efectuarse sólo sobre la zona afectada y las adyacentes (impresiones parciales) o sobre todo el rostro (impresiones totales).

Durante este procedimiento se han de tener en cuenta las características faciales del individuo, respetar su contorno natural y surcos o arrugas, en el caso de tenerlos. Para ello se emplean distintos recursos, que además ayudan a disimular los bordes de la prótesis.

También se recurre a los simuladores 3D. A través de este método podremos determinar el aspecto definitivo del paciente y definir el moldeado de la prótesis.

La escultura

Una vez que se tiene el molde se procede a la escultura de la prótesis facial. Los materiales empleados son de diferente tipo: plásticos, siliconas o incluso porcelana.

En su elaboración se tendrán en cuenta los bordes, para que queden difuminados a la hora de ubicar la prótesis en su sitio.

Se trata de réplicas que imitan perfectamente el aspecto de la piel y que disimulan los defectos para que el paciente pueda desarrollar una vida normal

Colocación

Hay varios métodos para su colocación, pero actualmente se están empleando implantes óseointegrados. Esto quiere decir que se sujetan al hueso por medio de imanes, que se usan como elementos de retención de la prótesis. También se pueden utilizar adhesivos especiales.

Resultados definitivos

El resultado de los implantes faciales es muy satisfactorio para los pacientes. Hoy en día las técnicas de confección han evolucionado mucho y los materiales que se usan son de muy buena calidad, así como los métodos de sujeción. El paciente recupera su vida con normalidad y se integra en la sociedad superando posibles problemas psicológicos, gracias a los buenos resultados.

Usos y tipos de prótesis faciales

Preguntas Frecuentes

¿Es posible que la prótesis se caiga?

Actualmente los métodos de adherencia son muy seguros y estables. La tendencia actual es la fijación de la prótesis al hueso por medio de unos imanes. Es un sistema muy similar al de los implantes dentales y muy eficaz.

¿Las prótesis se deterioran?

Los materiales utilizados en las prótesis faciales son de una calidad excelente y están elaborados para que su uso se prolongue en el tiempo. Por otra parte, es importante seguir las indicaciones de los expertos en cuanto a la conservación de las mismas.

¿Alguna otra duda?

Acepto la protección de datos de LOPD

Para más información o concertar una visita

Llama al 91 386 03 18 o déjanos tus datos

Garantizamos tu privacidad. Tu información no será guardada ni recibirás spam.

Acepto la protección de datos de LOPD