Tumor y reconstrucción mandibular

Reconstrucción mandibular

La reconstrucción mandibular o del maxilar inferior puede producirse como consecuencia de diversas situaciones. Entre éstas se encuentran los motivos genéticos, accidentes, cicatrices, quemaduras o tumores mandibulares.

Antes de proceder a la reconstrucción es necesario realizar una valoración específica de cada caso. Estamos ante procesos que varían en función del origen que los desencadenan.

En la reconstrucción se emplea hueso del propio paciente proveniente del cráneo, la cadera o la pierna. Éste se fija con tornillos especiales que se sujetan en el maxilar o hueso basal, para después recubrirlos con mucosa basal.

“Los tumores mandibulares no suelen ser muy comunes. Sin embargo, cuando se sufren al afectar una zona como la boca, que empleamos para hablar y comer, suelen provocar importantes modificaciones. Generalmente producen cambios externos en la fisonomía del paciente y son difíciles de esconder. Junto a su extirpación es recomendable proceder de forma inmediata a la reconstrucción mandibular “.

 

 

 

Dr. Eugenio Lalinde
Tumor mandibular

Tumores mandibulares

Los tumores y quistes mandibulares son poco frecuentes, pero cuando alguien sufre este tipo de lesiones el tratamiento es muy importante. Las deformidades son significativas y no hay que olvidar que el maxilar inferior se emplea para comer y hablar.

Estos tumores pueden surgir en el hueso de la mandíbula o maxilar inferior, o también en los tejidos blandos de la boca y de la cara. Para determinar el tipo de tumor será necesario un análisis radiológico que confirme en qué estado se encuentra el tejido óseo y una biopsia del tumor.

La manifestación más común de estos tumores es una hinchazón en la zona que no suele ir acompañada de dolor (a excepción de los que comienzan en los alvéolos, las cavidades de los maxilares donde se implantan los dientes).

Síntomas

Una de las manifestaciones más frecuentes de los tumores de mandíbula es la aparición de una inflamación en la zona, que pasado un tiempo no remite. La deformidad que provoca es muy llamativa, por lo que su tratamiento es de gran importancia para el paciente

Síntomas de tumor mandibular
Tumor maligno mandibular

Tipos de tumores mandibulares

Los tumores mandibulares pueden ser benignos o malignos. Por un lado, nos encontramos con lesiones benignas en los alvéolos como la hiperplasia gingival (desarrollo exagerado de las encías) o los papilomas, entre otros. Mientras que por otra parte, en la zona del maxilar inferior, pueden surgir desde quistes hasta tumores que afecten el hueso o el tejido conjuntivo.

En cuanto a los tumores mandibulares malignos destaca el carcinoma epidermoide, que afecta a la piel y puede extenderse por los dos maxilares, el superior y el inferior.

¿La reconstrucción puede ser inmediata?

La reconstrucción mandibular inmediata a través de injertos óseos es imperativa, tanto en tumores benignos como malignos. Esto es así porque si no se efectúa a veces pueden quedar graves secuelas por retracción tisular o de los tejidos.

Reconstrucción mandibular inmediata

Técnicas de reconstrucción mandibular

En el caso específico de los tumores, si la resección del tejido tumoral es conservadora se puede recurrir a técnicas que se basan en la regeneración tisular guiada, con membranas e injertos de hueso en pequeña cantidad.

Si hay que reconstruir gran parte de la mandíbula, lo más frecuente es usar técnicas de colgajos óseos libres vascularizados utilizando por ejemplo el peroné (hueso de la pierna) como zona donante. Este hueso se traslada a la mandíbula, empleándose así para su reconstrucción.

Beneficios

La reconstrucción mandibular mejora de forma excelente la funcionalidad de la zona. Tras la intervención el paciente podrá masticar y comer con normalidad.
Estéticamente su rostro no va a presentar ninguna deformidad de modo que la autoestima del afectado mejora.

Gracias a la reconstrucción de mandíbula se consigue que el paciente tenga un aspecto aceptable, además de poder hacer una vida normal con posibilidad de hablar y comer sólidos en un periodo de tiempo razonable.

Reconstrucción mandibular fotos

Antes y después de reconstrucción mandibular
Fotos de reconstrucción mandibular

Reconstrucción mandibular opiniones

Artículos relacionados con reconstrucción mandibular

Procedimiento en el tumor mandibular y su reconstrucción

¿Cómo planificar y preparar esta cirugía?

Antes de comenzar la cirugía de reconstrucción de mandíbula es necesario haber realizado un diagnóstico previo con una serie de pruebas específicas. Después de determinar el tipo de tumor se establece todo el procedimiento y las técnicas que se van a seguir.

Habrá que someterse a pruebas y análisis. También tendremos que adoptar una serie de medidas unos días antes de la intervención. De todo ello, nos informará nuestro cirujano.

Tipos de anestesia

La anestesia que vamos a usar en este tipo de cirugía es general. Es lo habitual en estas intervenciones que implican cierta complejidad y duran varias horas.

La intervención

Los tumores benignos o quistes se pueden extirpar a través de la boca, dependiendo de cada caso. Si hay tejidos óseos afectados se emplearán métodos específicos. En general, los tumores malignos también se extraen con facilidad.

La otra parte de la intervención consiste en la reconstrucción. Si la resección del tejido tumoral es conservadora se usan técnicas de regeneración de los tejidos empleando membranas o injertos de hueso.

En el caso de tener que reconstruir una parte importante de la mandíbula, se recurre a un sistema que emplea colgajos óseos libres vascularizados. Y para ello, se utiliza el peroné, un hueso de la pierna, que se coloca en la mandíbula.

.

 

Dónde se realiza

La operación de reconstrucción de mandíbula se realiza en la Clínica La Luz de Madrid. Es nuestro centro colaborador para efectuar las operaciones de cirugía plástica.

Reconstrucción mandibular postoperatorio

La recuperación tras una reconstrucción de mandíbula dura aproximadamente entre tres y cuatro semanas. Si se ha recurrido a la extracción del peroné, tendremos algunas molestias en la pierna, pero remitirán a las pocas semanas.

El rostro permanecerá inflamado y presentará edema durante un tiempo, que irá disminuyendo de forma progresiva.

Resultados definitivos

Aunque los resultados son inmediatos, ya que lo recomendable es hacer la reconstrucción justo después de la cirugía de la extirpación, habrá que esperar unos meses para ver nuestro aspecto definitivo.

En general, los pacientes se muestran a gusto con su nueva apariencia. También están más tranquilos al no tener que preocuparse del tumor, aunque es imprescindible realizar una serie de revisiones periódicas.

Reconstrucción mandibular con colgajo

Preguntas Frecuentes

¿Qué secuelas pueden producirse si la reconstrucción no es inmediata?

Si no se ha efectuado la reconstrucción de mandíbula se pueden producir alteraciones en los tejidos. Esta circunstancia puede dificultar la recuperación, de modo que es recomendable aplicar estas técnicas de forma inmediata.

¿Se pueden colocar dientes en una mandíbula reconstruida?

Sí, esta opción es posible gracias a los implantes dentales, sobre los que se coloca una prótesis fija.

En el caso de estar recibiendo radioterapia, puede haber ciertas dificultades, pero en general es posible realizar una reconstrucción inmediata de la oclusión.

 

.

¿Qué ocurre si las secuelas de un tumor mandibular no se han tratado correctamente?

En estas situaciones, probablemente sea necesario utilizar hueso del peroné u otras zonas, y dar paso a la reconstrucción mandibular. En ocasiones, este método se complementa con la aportación de partes blandas para el tejido que se haya tenido que extraer tras la primera intervención.

¿Alguna otra duda?

Acepto la protección de datos de LOPD

Para más información o concertar una visita

Llama al 91 386 03 18 o déjanos tus datos

Garantizamos tu privacidad. Tu información no será guardada ni recibirás spam.

Acepto la protección de datos de LOPD