Hiloterapia, terapia de frío controlado

La Hiloterapia es un novedoso tratamiento térmico que favorece la recuperación del daño tisular. Se emplea en intervenciones quirúrgicas, lesiones y enfermedades crónicas que provocan hinchazón, hemorragia, edema e inflamación.

Además de favorecer la recuperación, la Hiloterapia alivia el dolor y reduce la necesidad de medicación analgésica, consiguiéndose una rehabilitación cómoda y confortable.

La necesidad de oxígeno en la regeneración tisular

Los edemas y las hemorragias dificultan la llegada de oxígeno y nutrientes al tejido afectado por la lesión. Esta situación puede desencadenar trastornos circulatorios relacionados con la hipertermia que provoca la inflamación en las zonas corporales tratadas.

Tras sufrir lesiones u operaciones quirúrgicas, el oxígeno y los nutrientes no alcanzan con normalidad al tejido dañado. La demanda metabólica aumenta conforme la parte dañada se sobrecalienta por la inflamación. Por este motivo, la necesidad de oxígeno también se incrementa.

Las consecuencias de esta reacción provocan que no se reciba el oxígeno necesario para una correcta regeneración y mantenimiento.

Debido a esta posible carencia de oxígeno (isquemia) se producen las siguientes circunstancias:

  • Mueren más células.
  • Se liberan proteínas transportadoras solubles, provocando la formación de un edema adicional.
  • Se genera un círculo vicioso que ocasiona daños hipóxicos.

Solución

La Hiloterapia reduce la necesidad de oxígeno del tejido tisular. Una disminución térmica del orden de 10 ºC en la zona corporal afectada provoca que el metabolismo baje hasta el 50 por ciento.

Con los dispositivos Hilotherm Clinic y HomeCare se proporciona un tratamiento terapéutico isotérmico eficaz, seguro y cómodo, ajustando la temperatura en todo momento a las necesidades que se requieran según la cirugía realizada en un rango entre +10º y + 34º, lo que favorece la curación del daño tisular.

Beneficios

Los beneficios que se obtienen con Hiloterapia se deben a que el agua enfriada que circula por los dispositivos y accesorios se ajusta con exactitud al valor deseado y se mantiene constante durante el tiempo que sea preciso. De este modo se garantiza la constancia de la temperatura prescrita por el especialista, independientemente de si se usa para un tratamiento a corto, medio o largo plazo, y asegurando que no haya desviaciones de la temperatura cuando se trata de aplicaciones durante varias horas.

La Hiloterapia comienza desde el mismo momento en que se coloca el accesorio adecuado para cada caso y se mantiene durante todo el tiempo de la estancia hospitalaria del paciente. Existen accesorios faciales y para tronco y extremidades con los que atender las distintas intervenciones de microcirugía, cirugía maxilofacial y oral, plástica, traumatológica y ortopédica, vascular, general, ORL, odontología y cicatrización general de lesiones.