Traumatismo facial qué es

Traumatismo facial

Un traumatismo facial o maxilofacial se produce a consecuencia de una lesión traumática que afecta a la órbita de la cara. Los tejidos óseos y blandos se ven perjudicados, produciéndose, según el caso, fractura en los huesos de la cara, la nariz o fractura mandibular.

Estos traumas maxilofaciales y sus secuelas constituyen un problema de salud muy importante y su prevalencia es más alta de lo que se cree.

No obstante, y a pesar de su alta frecuencia, la mayoría tienen un tratamiento sencillo y su recuperación es muy buena. Tanto cicatrices como fracturas simples de huesos como la nariz, se tratan con resultados satisfactorios.

“Es fundamental que en el diagnóstico y abordaje de un traumatismo facial intervengan profesionales especializados. Sólo de este modo, se conseguirá minimizar posibles secuelas, aunque en ocasiones sea necesario realizar más intervenciones en un futuro.”

 

 

 

Dr. Eugenio Lalinde
Tipos de traumatismo faciales

Tipos de fracturas (I)

Fracturas que afectan al hueso frontal
Generalmente se trata de estallidos del cráneo a este nivel. Hay que dedicar una importancia especial a la posible fractura del seno frontal o cavidad situada en la zona anterior y baja de la frente en su línea media.

Fracturas nasales
Dentro de los tipos de traumatismos faciales son las más frecuentes. Su tratamiento consiste en la colocación del hueso nasal en su lugar y la contención con una férula durante unos días. En algunas ocasiones es necesaria la reintervención una vez que se haya consolidado la fractura, para corregir las secuelas de forma.

Fracturas de órbita
En estos casos lo más común es que se produzca una enoftalmía o enoftalmos (hundimiento anormal del ojo). Generalmente al hundirse alguna pared, la cavidad orbitaria aumenta y el globo ocular se hunde. La corrección consiste en la resposición de estas paredes.

Secuelas

En ocasiones puede ocurrir que una fractura facial no se ha tratado correctamente en sus fases iniciales. Sin embargo, es posible refracturar la zona y colocarla en una posición correcta, en general, con buenos resultados.

Secuelas de traumas faciales
Traumatismos faciales tipos

Tipos de fracturas (II)

Fracturas de malar o pómulo
Es otro tipo de fractura facial muy frecuente. En esta zona las fibras musculares son muy inestables. Por este motivo, la reparación ha de ser minuciosa y realizarse de forma adecuada, porque de lo contrario se pueden producir hundimientos del pómulo que en ocasiones requieren la re-intervención.

Fracturas de maxilar
Se las conoce como fracturas de Le Fort I, II, y III, dependiendo de la altura. En estas situaciones la prioridad es el restablecimiento de la oclusión dental y la reposición de las piezas dentales perdidas.

Fracturas de mandíbula
Resultan también muy habituales. Abarcan desde fracturas de cóndilo (protuberancia en el extremo articular de un hueso) a fracturas de ángulo, porción horizontal, rama o porción sinfisaria y parasinfisaria (conjunto de uniones de la superficie ósea).
Su repercusión afecta a la oclusión dental que es preciso reconstituir por completo.

Presupuesto para corregir una lesión facial

Los traumatismos faciales requieren un análisis minucioso de cada caso, así como del tipo de fractura a tratar. Te haremos un prepuesto adaptado a tus circunstancias.

Precio corrección trauma facial

Causas

El origen de un trauma facial o maxilar está asociado principalmente a accidentes de carretera, sobre todo, con motocicletas y coches.

Se está detectando también como causa de estas fracturas un aumento de la violencia interpersonal. Además, pueden ocasionarse por accidentes en el trabajo, caídas de diferente etiología y por lesiones deportivas.

En el caso de accidentes automovilísticos las labores de prevención para evitar estos incidentes se centran en incentivar el uso del casco, y vigilar la conducción bajo los efectos del alcohol o con exceso de velocidad.

El atractivo del rostro

Un traumatismo facial puede desencadenar no sólo alteraciones funcionales. También genera problemas estéticos en los pacientes ante la posibilidad de presentar un rostro desfigurado tras el accidente.

Definir el atractivo del rostro es complicado, pero tras diversos análisis los científicos han concluido que la distancia entre los ojos, su forma y color, la anchura y altura facial, así como el tamaño de la boca y la posición malar, influyen en la belleza de la cara.

En los hombres resultan más llamativos los pómulos protuyentes junto a una mandíbula rectangular y un mentón grande. En las mujeres, el mentón pequeño o una distancia amplia entre los rasgos parecen más atractivos.

La alineación de los dientes también es importante. El espacio interdental y la proyección de los labios es vital.

Trauma facial antes y después

Fotos trauma facial
Antes y después de un traumatismo facial

Traumatismo maxilofacial opiniones

Artículos relacionados con traumatismo facial

Procedimiento en el tratamiento del trauma maxilofacial

¿Cómo planificar y preparar esta cirugía?

En un traumatismo maxilofacial los profesionales tendrán que localizar la fractura y cuáles han sido los tejidos y estructuras óseas dañadas.

Conseguir un buen diagnóstico es fundamental en estos casos, especialmente para obtener los mejores resultados desde una perspectiva funcional, estructural y estética.

Será necesario someterse a distintas pruebas, principalmente radiografías y, poco a poco, se irá precisando cómo va a ser todo el proceso quirúrgico.

En cuanto a las medidas a adoptar antes de la intervención, nuestros expertos te indicarán como actuar en tu caso concreto.

Tipos de anestesia

Normalmente en este tipo de procesos se suele necesitar anestesia general y es necesario pasar entre 24-48 horas ingresados.

La intervención

En un traumatismo facial o maxilofacial se tienen siempre en cuenta una serie de puntos, que son los que van a regir cualquier intervención:

  • Las fracturas se tienen que operar cuanto antes para facilitar el correcto posicionamiento de los fragmentos.
  • Los fragmentos óseos deben unirse, si es posible, mediante osteosíntesis (fijación de los huesos fracturados por medio de placas, tornillos, alambres, etc.) rígidas que eviten desplazamientos.
  • En todos los tratamientos se han de tener en cuenta objetivos funcionales como la correcta posición de los músculos oculares o la oclusión dental. Además de los aspectos estéticos es importante recuperar la funcionalidad total de la cara.

Dónde se realiza

Las intervenciones del Instituto Dr. E. Lalinde, las realizamos en la Clínica La Luz de Madrid, un espacio hospitalario seguro y con todo lo necesario para este tipo de cirugías.

Trauma facial postoperatorio

Es posible tener dolores y molestias después de la intervención. La zona puede presentarse inflamada durante un tiempo. Cualquier dolor puede calmarse con medicación adecuada.

En algunos casos será necesario realizar alguna sutura, y dependiendo de la zona las cicatrices serán o no visibles. Con el tiempo éstas tienden a paliarse.

Es posible que durante unos días sea conveniente llevar una dieta especial. Y será necesario esperar unos días para retomar la actividad normal.

Resultados definitivos

Los traumatismos maxilofaciales comprenden una complejidad que requiere una intervención multidisciplinar, y cuyo resultado siempre va a estar encaminado a lograr una mejora funcional y a tratar de dejar el menor rastro posible de la lesión.

Cuanto antes se intervenga, mejores resultados se obtendrán y, en general, en manos de profesionales, los resultados son satisfactorios.

Cuándo se produce un trauma facial

Preguntas Frecuentes

¿Cómo evitar que queden secuelas?

Una de las claves para el buen resultado del abordaje de los traumatismos faciales es que éste se efectúe de la forma más rápida posible. En su tratamiento deben intervenir cirujanos maxilofaciales y expertos de distintas especialidades como neurólogos, traumatólogos, neurocirujanos y oftalmólogos, entre otros.

¿Es posible prevenir un traumatismo facial?

Debido a las causas que originan traumas de este tipo, lo ideal es adoptar medidas preventivas dirigidas a los ciudadanos en cuanto a la concienciación del uso del cinturón de seguridad en los vehículos y del casco en las motos. También en lo relacionado con la ingesta de alcohol.

En el caso de lesiones deportivas, lo más recomendable es el uso de protectores en deportes donde el riesgo de impacto sea mayor, o de casco si es necesario.

¿Son los resultados definitivos?

Si el diagnóstico y el tratamiento de la fractura facial se han realizado correctamente, los resultados son satisfactorios en la mayoría de los casos. En algunos pacientes será necesario realizar una re-intervención, pero no siempre es así, dependerá de la gravedad de la lesión y de cada situación particular.

¿Qué complicaciones pueden surgir?

Toda cirugía conlleva posibles complicaciones. En el caso de los traumas maxilofaciales hay que tener en cuenta varias posibilidades.

Debemos estar pendientes de las inflamaciones que pueden afectar a los tejidos y las vías respiratorias. También será necesario vigilar las funcionalidades de determinadas partes de la cara como la nariz, los ojos o la mandíbula y dientes.

El buen funcionamiento de los nervios es otro de los puntos sobre los que prestar atención y, por último, tener cuidado ante ante posibles infecciones.

¿Alguna otra duda?

Acepto la protección de datos de LOPD

Para más información o concertar una visita

Llama al 91 386 03 18 o déjanos tus datos

Garantizamos tu privacidad. Tu información no será guardada ni recibirás spam.

Acepto la protección de datos de LOPD