Malformaciones faciales

Malformaciones faciales

Las malformaciones craneofaciales o hipertelorismo se producen por alguna anomalía en la solidificación ósea o por la aparición de fisuras en los huesos de la cara.  Los problemas relacionados con las malformaciones faciales pueden afectar a los ojos, frente, nariz, boca, etc. Aunque no constituyen un problema de salud en sí mismos, la medicina ha desarrollado intervenciones y tratamientos para evitar las complicaciones y molestias que pueden provocar.

Dentro de las malformaciones faciales nos encontramos con el hipertelorismo, que es la separación exagerada de dos partes u órganos. Hablamos de hipertelorismo orbitario o teleorbitismo, para definir una deformidad del esqueleto cráneo-facial con un aumento de la distancia entre los ojos o interorbitaria.

Actualmente, existen técnicas adecuadas para tratar cada malformación consiguiendo que estos problemas pasen más desapercibidos. Patologías como el Síndrome de Apert (una anomalía cráneo facial de origen genético), la microsomía hemifacial (cuando un tejido de un lado de la cara no se desarrolla del todo) o las alteraciones de la forma del cráneo, pueden abordarse de forma segura por nuestros especialistas.

“Las malformaciones faciales abarcan distintos trastornos, patologías y síndromes. Sólo tras una valoración exhaustiva y cuidadosa realizada por expertos se podrá determinar el tratamiento y actuar en consecuencia. En líneas generales, los resultados son buenos”.

 

 

 

Dr. Eugenio Lalinde
Malformaciones faciales síndrome

Síndromes relacionados

Dentro de las malformaciones faciales nos encontramos con aquellas en las que la característica principal es la sinostosis, es decir, la osificación o soldadura de los huesos del cráneo con materia ósea. Son de tres tipos:

Craneoestenosis
Este tipo las malformaciones se caracterizan porque afectan a la forma del cráneo:
Si es alargada, se llama
escafocefalia.
Si es simétrica con depresión frontal, es plagiocefalia.
Si se muestra achatada desde un punto de vista anteroposterior, se trata de braquicefalia.
Si afecta a la región frontal en forma de cuña, hablamos de oxicefalia.
Craneofacioestenosis
En este grupo se engloban el Síndrome de Apert y el Síndrome de Crouzon. Ambos se caracterizan por un defecto de crecimiento en las estructuras craneofaciales.
Entre sus síntomas destacan la braquicefalia, el exoftalmos o proyección del globo ocular y una malformación maxilar.
Facioestenosis
En este caso nos encontramos con el Síndrome de Binder, caracterizado por una hipoplasia (desarrollo incompleto o defectuoso) del tercio medo, es decir de la región nasal y maxilar.

Causas

Muchas malformaciones faciales son de origen congénito y están vinculadas a síndromes de diversa índole. Debido a esta heterogeneidad es muy difícil establecer unas causas concretas que justifiquen su aparición.

Malformaciones faciales causas
Fisuras y malformaciones faciales

Fisuras faciales

Las fisuras faciales fueron descritas por el cirujano craneofacial francés Paul Tessier, y dividiéndolas de la 0 a la 14. Además, se pueden clasificar por la sintomatología que presentan:

  • Fisuras faciales con hipertelorismo o teleorbitismo: cuando el espacio entre las órbitas oculares es muy amplio.
  • Fisuras faciales con defectos frontolaterales de la órbita: suponen defectos laterales de la órbita asociados a problemas congénitos de los párpados.
  • Fisuras faciales con patología mandibular: son propias del Síndrome de Treacher Collins y la microsomía hemifacial. Ambos tienen en común un desarrollo anormal de la mandíbula. En el primero, la anomalía de la mandíbula es bilateral, mientras que en la microsomía hemifacial o síndrome del primer arco, es unilateral.
  • Fisuras faciales con malformaciones oro-óculo-nasales: se manifiestan por medio de defectos de unión en las estructuras que separan ojos, nariz y boca.

Aspectos psicológicos

La corrección de las anomalías faciales debería realizarse, en la medida de lo posible, cuanto antes y a edades tempranas. Así se evita, entre otras cosas, que los niños padezcan problemas de tipo psicológico debido a su aspecto.

Autoestima y Malformaciones faciales

Objetivos del tratamiento

Los objetivos de la corrección de las anomalías faciales a consecuencia de problemas en los huesos, buscan corregir posibles problemas funcionales derivados, en el caso de que los hubiera, y mejorar la estética del paciente.

La cirugía plástica permite mejorar el rostro de estos individuos a través de distintas técnicas. Además, como los resultados son positivos, ayudan psicológicamente a los afectados.

Beneficios

Las personas afectadas por malformaciones faciales suelen presentar algún trastorno psicológico. En algunos casos, su deformidad es tan sólo un problema estético, pero a los pacientes les supone un grave perjuicio para la autoestima y para desenvolverse normalmente en la sociedad.

Cuando observan el cambio en su rostro, este malestar interior experimenta una mejora y se sienten más seguros.

Tipos de malformaciones faciales

Dibujo malformaciones craneofaciales
Malformación facial en niños

Malformaciones faciales opiniones

Artículos relacionados con malformaciones faciales

Procedimiento en el tratamiento de
malformaciones faciales

¿Cómo planificar y preparar esta cirugía?

La variedad de causas que pueden desencadenar malformaciones faciales hace que en estos casos los tratamientos sean muy individualizados.

Ha de intervenir un equipo multidisplinar de cirujanos plásticos y maxilofaciales, así como otros expertos, que nos indicarán con detalle qué pruebas y pautas debemos seguir antes de iniciar el proceso.

Tipos de anestesia

Aunque dependerá del tipo de intervención, lo normal es recurrir a la anestesia general. De esta manera, no percibiremos ninguna molestia durante la operación.

La intervención

El abordaje de cada una de estas malformaciones se realiza con técnicas específicas para cada una de ellas. Nuestros expertos te indicarán qué procedimiento será el que se necesite en tu caso, en función de tu síndrome o fisura.

Dónde se realiza

Las operaciones las realizamos en la Clínica La Luz de Madrid.

Postoperatorio

La zona tratada puede permanecer inflamada unos días. También es frecuente encontrarse con dolores o molestias que se calman con la medicación pertinente.

El postoperatorio conlleva unos meses y aunque a las dos semanas podemos encontrarnos más o menos bien, la recuperación completa se extenderá a lo largo de un periodo de tiempo más largo.

Resultados definitivos

Los resultados de las cirugías para corregir las malformaciones faciales son muy agradecidos. Mejoran sensiblemente la apariencia facial y eso es algo que provoca una gran alegría emocional en los pacientes.

Qué son las malformaciones craneofaciales

Preguntas Frecuentes

¿Las malformaciones faciales tienen solución?

Con la combinación de las técnicas que hay en la actualidad el tratamiento de las malformaciones faciales obtiene resultados muy satisfactorios.

Hay que tener en cuenta que las personas afectadas por estos problemas experimentan un rechazo social que les merma la autoestima. Cualquier mejoría en el rostro realizada por manos expertas es un acicate para su bienestar psicológico.

¿Son intervenciones dolorosas?

Generalmente estas técnicas se practican bajo anestesia general, por lo que durante su ejecución no se sentirán molestias. Al despertar y durante algunos días, podremos experimentar dolor, que se aliviará con los fármacos que nos indiquen los médicos.

¿Pueden operarse los niños?

Depende de cada caso concreto y es el médico quien debe determinar si un paciente es apto para operarse o no. En el caso, por ejemplo, del hipertelorismo ocular es posible hacerlo a partir de los 5 años, ya que los huesos craneofaciales lo permiten.

Debido a la diversidad de las malformaciones faciales, es necesario esperar el diagnóstico de los expertos y seguir sus indicaciones.

¿Alguna otra duda?

Acepto la protección de datos de LOPD

Para más información o concertar una visita

Llama al 91 386 03 18 o déjanos tus datos

Garantizamos tu privacidad. Tu información no será guardada ni recibirás spam.

Acepto la protección de datos de LOPD