Qué es el labio leporino

Labio leporino y paladar hendido

Durante el embarazo, en las primeras semanas de desarrollo del feto, los lados derecho e izquierdo del labio y el suelo de la boca van creciendo hasta que en un momento determinado se juntan.

A veces ocurre, que ambas partes no se encuentran adecuadamente. Si el niño al nacer presenta una separación en el labio superior, es decir, si el tejido del paladar y el labio superior no se han llegado a unir, se forma una abertura en éste último y entonces se dice que tiene labio leporino.

Si el defecto es similar en el techo de la boca o paladar, esto es, si el tejido del paladar no se ha unido correctamente, entonces hablamos de paladar hendido.

Debido a que el labio y el paladar se desarrollan de forma separada, puede ocurrir que un paciente sólo presente labio leporino o paladar hendido o ambos.

“La cirugía plástica ha supuesto grandes avances en el tratamiento de niños con labio leporino o paladar hendido, y puede hacer mucho por ayudar a que los afectados consigan llevar una vida normal y sana. En los adultos es igual de eficaz y con resultados satisfactorios.”

 

 

 

Dr. Eugenio Lalinde
Labio leporino causas

Causas

No se saben las causas exactas del labio leporino y el paladar hendido. Se cree que su aparición es multifactorial y se tiene constancia de que son defectos congénitos.

Los problemas con los genes pueden transmitirse por parte de uno o los dos padres o a consecuencia de virus, drogas o determinadas toxinas.

Si hay antecedentes familiares o de anomalías congénitas relacionadas, las posibilidades de que un bebé presente un labio leporino o un paladar hendido, son mayores. Así, en estos casos el factor hereditario es importante.

En algunos casos se habla también de algunos factores ambientales.

Aspecto psicológico

Estos defectos influyen directamente sobre la apariencia de la cara, y aunque no afectan a funciones vitales, pueden ser motivo de un gran impacto emocional. Su abordaje a tiempo puede evitar la aparición de problemas psicológicos.

Psicología en labio leporino
Labio leporino problemas

Problemas derivados

Los niños que presentan este trastorno pueden desarrollar una serie de problemas derivados y relacionados con:

  • La alimentación
  • La audición y el habla
  • La apariencia de la cara, que se puede ver afectada
  • El desarrollo psicológico a medida que van creciendo

Precio de la corrección del labio leporino

Analizamos qué grado presenta el labio leporino y/o paladar hendido y después de determinar el procedimiento más adecuado, establecemos un presupuesto individualizado.

Precio corrección labio leporino

La importancia de tratamiento en equipo

El tratamiento del labio leporino o paladar hendido necesita de la intervención de varios profesionales médicos, para corregir las complicaciones que hayan podido surgir en relación con la hendidura.

Se trata de un tratamiento integral y multidisciplinar, que cuanto antes se comience a desarrollar supondrá mejores resultados para el paciente.

Objetivos de la cirugía

Uno de los aspectos más complejos de la cirugía del labio leporino es la asimetría. Especialmente, cuando uno de los lados de la boca y la nariz no encaja con el otro. El objetivo principal de esta intervención es acabar con la separación en una sola operación.

En el caso del paladar hendido, se busca cerrar la apertura del techo de la boca para que el niño pueda comer y aprender a hablar correctamente. Es probable que sea necesaria una segunda operación llamada faringoplastia o palatoplastia, en el caso de una cicatrización alterada del paladar o un habla inadecuada.

Labio leporino antes y después

Antes y después labio leporinio
Labio leporino antes y después

Labio leporino opiniones

Artículos relacionados con labio leporino

Procedimiento en el labio leporino y el paladar hendido

Cirugía del labio leporino

El labio hendido puede presentar distintos grados de severidad. Desde una ligera hendidura en el bermellón del labio hasta la separación completa del labio alcanzando incluso la nariz. Las hendiduras pueden haberse producido en uno o los dos lados del labio superior.

El tratamiento se puede realizar a partir de los tres meses de edad. La cirugía consiste en practicar una incisión en cada lado de la fisura desde la boca a la nariz. Este corte une el bermellón, la musculatura de la boca y la piel de tal modo que alcanzan una posición correcta, De este modo, reconstruimos la función muscular normal y la forma del conocido como “arco de Cupido”.

Si hay deformidad en los agujeros nasales se puede mejorar a la par que el labio, o en una intervención posterior.

Postoperatorio

Tras la intervención, el niño puede experimentar molestias que se pueden calmar con medicación. Habrá que controlarle para evitar que toque las zonas recién operadas.

Deberá llevar una alimentación específica. Y hasta transcurridos unos siete días no se retirarán las suturas.

La cicatriz se verá roja y dura después de la operación, pero con el tiempo se atenuará. Es posible que se necesiten retoques en la edad adulta.

Cirugía de paladar hendido

En este caso también puede haber diferentes grados. Puede que la fisura sólo afecte a una pequeña parte posterior del paladar o se trate de una separación completa que vaya de delante hacia atrás.

La fisura palatina puede afectar a uno o a los dos lados del techo de la boca.

La reparación del defecto palatino suele implicar una cirugía algo mayor que la del labio. Se realiza generalmente entre los nueve y los dieciocho meses de edad, ya que el niño con algo más de edad tolera mejor la intervención.

Esta intervención consiste en realizar una incisión a ambos lados de la separación, después el tejido de ambos lados de la fisura se mueve hacia el centro o línea media del paladar.

De esta manera, reconstruimos el paladar, juntando los músculos y aportando suficiente longitud en éste para que el paciente pueda comer y aprenda a hablar correctamente.

 

Postoperatorio

Alrededor de un par de días es probable que el pequeño sienta molestias, que se pueden calmar con medicación.

Permanecerá un periodo sin comer ni beber de forma habitual y por ello se le mantendrá con una vía intravenosa para hidratarle. Al principio será necesario que lleve una dieta adaptada.

Para que la cicatrización del paladar sea la correcta será conveniente que siga nuestros consejos.

El labio o paladar reparados

Los niños con paladar hendido son proclives a infecciones de oído, ya que la fisura puede interferir con la función del oído medio. Para permitir el drenaje y la ventilación adecuada, se ha de colocar un pequeño tubo en el tímpano.

Tampoco es infrecuente que el crecimiento de estos niños se vea alterado por problemas en el desarrollo del maxilar superior, los dientes y la nariz. Por todo ello, es fundamental vigilar su desarrollo y controlar el proceso de su dentición.

Con el paso de los años es posible que se necesite ortodoncia y al final del crecimiento algún ajuste en la forma de la nariz, la oclusión y la cicatriz labial.

Problemas derivados del labio leporino y el paladar hendido

Preguntas Frecuentes

¿Cómo se detecta un labio o paladar hendido?

Aunque un labio o paladar hendido sean leves son fáciles de detectar. Nuestro médico habitual nos informará enseguida de ello.

Normalmente, se aprecia porque se produce un cierre deficiente del labio o del paladar o de ambos.

¿Qué dieta hay que seguir después de la cirugía?

Será una dieta blanda durante al menos una semana o diez días tras la intervención. También será posible seguir con la lactancia materna o con el biberón, según sea el caso.

En niños mayores lo más habitual es darles puré, polos, helados, yogur o gelatina.

¿El niño puede seguir con su actividad normal tras la operación?

Puede caminar o jugar más o menos como siempre, teniendo en cuenta que no debe correr ni participar en juegos violentos ni llevarse nada a la boca (el chupete tampoco).

Es necesario seguir las recomendaciones de nuestros cirujanos para volver a la rutina de forma paulatina.

¿Aparecerá alguna inflamación en la zona?

Sí, la zona tratada estará inflamada e hinchada durante cerca de una semana. Cualquier dolor se abordará con el tratamiento que nuestros profesionales te indiquen.

¿Alguna otra duda?

Acepto la protección de datos de LOPD

Para más información o concertar una visita

Llama al 91 386 03 18 o déjanos tus datos

Garantizamos tu privacidad. Tu información no será guardada ni recibirás spam.

Acepto la protección de datos de LOPD