Defecto mandibular qué es

¿Qué es el defecto mandibular o retrognatia?

El defecto o retrognatia mandibular es una deformidad dentofacial que se caracteriza por una desalineación entre los maxilares. En este caso la mandíbula presenta un desarrollo por defecto respecto al maxilar, es decir, le falta proyección (al contrario de lo que ocurre en el prognatismo).

Los dientes superiores están adelantados respecto a los inferiores. Este problema es lo que en términos odontológicos se corresponde con una clase II.

“Al tratar un defecto mandibular no sólo estamos abordando una cuestión estética. Se mejoran otros aspectos que van a mejorar la calidad de vida del paciente como por ejemplo la apnea del sueño o cuestiones relacionadas con la masticación”.

 

 

Dr. Eugenio Lalinde
Defecto mandibular detección

¿Cómo se detecta este trastorno?

La retrognatia confiere a las personas unos rasgos peculiares que hacen fácil su identificación.

El perfil de estos pacientes se muestra sin apenas mentón y sin prácticamente ningún tipo de proyección.

Igualmente es posible que se presenten dolores recurrentes en la zona además de los consecuentes problemas de mordida y masticación. Y, en algunos casos, apnea del sueño.

.

Rasgos faciales

La retrognatia se aprecia porque el mentón aparece sin proyección o retraído. La mandíbula se ha desarrollado de forma deficiente respecto al maxilar, y por ello el perfil del paciente se ve de este modo, sin volumen apenas.

Rasgos de mentón pequeño
Defecto mandibular causas.

Causas de su aparición

Las causas de la aparición de un defecto mandibular o retrognatia son diversas. Puede surgir por motivos hereditarios o determinadas enfermedades.

También es posible que sea consecuencia de malos hábitos dentales durante la infancia o debido a alguna malformación en el desarrollo dental y cuya detección haya sido tardía.

Precio del tratamiento de la retrognatia

Los cirujanos maxilofaciales del Instituto Dr. E. Lalinde analizarán tu caso con detenimiento. Te haremos un presupuesto ajustado a tus necesidades.

Precio corrección mentón pequeño

Enfoque del tratamiento

El tratamiento de la retrognatia se centra en el aumento de la proyección de la mandíbula y el avance del mentón. Así se consigue que la zona inferior de la cara se presente más voluminosa.

El mentón se muestra más adelantado y la posición relativa del maxilar se equilibra, mejorando el perfil facial.

Paralelamente, la competencia labial suele ser mejor ya que el labio superior encuentra el apoyo que necesita, y ya no cuesta tener la boca cerrada en reposo.

Beneficios

Corregir un defecto mandibular es beneficioso para la autoestima del paciente porque su perfil y su rostro en general van a experimentar un cambio sustancioso.

Los beneficios estéticos son evidentes, pero hay también aspectos relacionados con la salud que mejoran.

De este modo, trastornos asociados a este defecto como la apnea del sueño, que suele ser frecuente en estos casos, también se trata y encuentra una solución.

Defecto mandibular antes y después

Exceso mandibular antes y después
Exceso mandibular antes y después.

Defecto mandibular opiniones

Artículos relacionados con mentón pequeño

Procedimiento en la retronagtia

¿Cómo planificar y preparar esta cirugía?

Durante la primera consulta nuestro cirujano analizará las causas de tu defecto mandibular y qué cirugía será la más recomendable en tu caso.

Después se realiza un estudio del estado de salud general a través de una serie de pruebas y también se encargarán radiografías de la zona dental.

Desde el Instituto Dr. E. Lalinde, te indicaremos qué medidas debes adoptar antes de la intervención y cómo has de prepararte para la misma.

Tipos de anestesia

El cirujano maxilofacial determinará qué tipo de anestesia es la más conveniente en tu caso concreto. Se puede recurrir a una anestesia local con sedación en los casos más leves o a una anestesia general si es necesario por ejemplo aplicar más de una técnica.

La intervención

La intervención para solucionar este problema dentofacial consiste en lograr un avance del maxilar inferior y recolocar el hueso que soporta los dientes.

De forma simultánea se avanza el mentón para de este modo compensar la falta de proyección de la mandíbula y mejorar su ubicación respecto a las piezas dentarias.

Al finalizar la cirugía, las partes se fijan con miniplacas preformadas. Será necesario también realizar ortodoncia para alcanzar una oclusión correcta y sin desajustes.

Dónde se realiza

Las intervenciones las realizamos en el la Clínica La Luz de Madrid. Es recomendable acudir con una persona adulta que te acompañe durante el procedimiento y en el postoperatorio

Defecto mandibular postoperatorio

La recuperación completa suele producirse en unas tres semanas. Es imprescindible realizar una serie de revisiones periódicas, para vigilar el avance de la cirugía.

Tendrás que seguir las indicaciones del cirujano en cuanto a la alimentación que deberás mantener durante los primeros días y las medidas de higiene de la zona.

Resultados definitivos

Tras corregir este defecto, tu perfil mejora sustancialmente y tu sonrisa habrá cambiado de forma radical.

Estéticamente vas a observar que la exposición de tus encías se ha transformado y ahora es la adecuada. Al modificar la proyección del mentón tu rostro se mostrará más armónico y tus rasgos serán más normales.

¿Qué es el defecto mandibular o retrognatia?

Preguntas Frecuentes

¿Tendré dolor tras la ciurgía?

Tras este tipo de intervenciones se pueden sentir algunas molestias que se alivian con medicación. Probablemente la zona permanezca inflamada durante unos cinco días.

¿Es necesaria la ortodoncia preoperatoria?

Sí. En estas cirugías hay que hacer una ortodoncia preoperatoria para asegurarnos de que los dientes van a encajar perfectamente tras la operación.

¿Qué restricciones hay después de la operación?

Las restricciones más importantes son las relativas a la alimentación. Durante unos días deberás llevar una dieta específica que te indicarán nuestros cirujanos.

También se ha de producir un control sobre la apertura de la boca, por lo que durante un periodo de casi dos meses tendrás que llevar un aparato que fije la mandíbula.

¿Alguna otra duda?

Acepto la protección de datos de LOPD

Para más información o concertar una visita

Llama al 91 386 03 18 o déjanos tus datos

Garantizamos tu privacidad. Tu información no será guardada ni recibirás spam.

Acepto la protección de datos de LOPD