Falta de muelas (implantes en sectores posteriores)

Hace años no se disponía de las técnicas actuales para la rehabilitación de los dientes muy destruidos, por lo que muchas veces la mejor solución era extraer el diente dañado.

Por razones anatómicas, las muelas han sido siempre las más afectadas, ya que al tener una superficie poblada de surcos y fosas, la incidencia de la caries es mayor.

Por eso, a mucha gente se le extrajeron en el pasado las muelas y hoy en día sufren de una incapacidad masticatoria o bien la suplen por medio de aparatos removibles de metal con ganchos.

Este tipo de aparatos evita al paciente la sensación de tener algo propio, ya que esos dientes se quitan y se ponen. Además, los ganchos pueden dañar los dientes en los que se apoyan.

Hoy en día es posible, mediante el tratamiento implantológico, volver a recuperar las muelas y a comer como antes. La capacidad de triturar los alimentos será mayor, habrá una notoria sensación de dientes propios y estéticamente no se notan.

Para más información o concertar una visita

Garantizamos su privacidad. Su información no será guardada ni recibirá spam