Con la ayuda de la cirugía plástica reconstructiva, la forma y función del cuerpo y de la apariencia estética pueden recuperarse. Nuestros principales objetivos son restaurar la estética y preservar la función de las estructuras y órganos comprometidos.

Por nuestro trabajo en Hospitales como El Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, Madrid, o La Clínica Universitaria de Navarra, tenemos una experiencia amplísima en el tratamiento y solución de gravísimos defectos tras cáncer o traumatismos.

Las técnicas diagnósticas y terapéuticas han evolucionado enormemente en este campo y en la actualidad es posible trasplantar tejidos como hueso, músculo, tendones o piel de un lugar a otro por medio de técnicas de microcirugía reconstructiva, o reimplantar partes del cuerpo como manos, dedos y extremidades con resultados sorprendentes

La mayoría de las personas reaccionan positivamente a la cirugía reconstructiva y a los beneficios estéticos que se puede obtener con ella y tienen buenas razones para hacerlo. Una reconstrucción perfectamente ejecutada puede devolver a la mayoría de las zonas del cuerpo a una situación casi perfecta. En cambio, Un tratamiento atrasado o no especializado puede dejar secuelas morfológicas, estéticas, psicológicas y funcionales, en ocasiones incapacitantes.

 

Para los pacientes de cáncer de mama, un estado de ánimo adecuado es psicológicamente muy importante y proporciona un apoyo importante a la hora de hacer frente a la enfermedad. Para establecer una mejor calidad de vida, la cirugía plástica reconstructiva es muy útil. Hoy en día la mayoría de las mujeres tienen la posibilidad de reconstruirse el pecho al mismo tiempo de la cirugía de cáncer de mama.

La cirugía plástica reconstructiva facial permite recomponer las estructuras faciales destruidas por traumatismos, quemaduras y extirpaciones por lesiones cutáneas o cáncer y mejorar considerablemente las secuelas que producen.

Reanimación de la parálisis facial: Mediante la cirugía de reconstrucción facial es posible trasplantar músculos y nervios a la cara para recuperar de este modo la capacidad de movimiento y expresión facial que pudo haber quedado total o parcialmente paralizada por distintas lesiones o enfermedades del nervio facial. Somos expertos en aplicar todos los medios disponibles para recuperar la simetría perdida.