Malformaciones faciales

Sobre las malformaciones faciales

Los problemas relacionados con las malformaciones de órbitas, frente, nariz, boca, etc. son una parte, aunque de escasa incidencia, de mucha importancia para los pacientes que presentan esta patología.

Actualmente, con técnicas adecuadas a cada malformación es posible corregir estos problemas para que pasen más desapercibidos en la vida social actual. Síndromes como la enfermedad de Apert, la microsomía hemifacial o las alteraciones de la forma del cráneo son parte de nuestra actividad.

Para más información o concertar una visita

Garantizamos su privacidad. Su información no será guardada ni recibirá spam

Cuáles son los síndromes englobados en esta área

Sinostosis: Son de tres tipos (las craneoestenosis, las craneofacioestenosis, las facioestenosis):

  • Craneoestenosis: Se caracterizan por tener una sutura craneal cerrada y afectan a la forma del cráneo que puede ser alargada en la escafocefalia, asimétrica con depresión frontal en la plagiocefalia, achatada desde un punto de vista anteroposterior como la braquicefalia o afecta a la región frontal en forma de cuña como la oxicefalia.
  • Craneofacioestenosis: En este grupo se engloban los síndromes de Apert y la enfermedad de Crouzón. Ambas caracterizadas por un defecto de crecimiento a nivel de las estructuras craneofaciales. En ambos casos destaca la presencia de braquicefalia o aplanamiento de la cabeza, el exoftalmos o protrusión de los ojos y la retrusión maxilar entre otros síntomas.
  • Facioestenosis: En este grupo se encuentra el síndrome de Binder, caracterizado por una hipoplasia de tercio medo, es decir de la región nasal y maxilar.

Las fisuras faciales: Las describió Paul Tessier y las clasifico de la 0 a la 14. Para ser mas didáctico se pueden clasificar por la sintomatología que presentan.

  • Fisuras faciales con hipertelorismo o teleorbitismo: Su repercusión se encuentra en la posición de las orbitas que están muy separadas.
  • Fisuras faciales con defectos frontolaterales de la órbita: Su sintomatología son defectos laterales de la órbita asociados a problemas congénitos de los párpados.
  • Fisuras faciales con patología mandibular: Entre ellas el síndrome de Treacher Collins y la Microsomía hemifacial. Ambos tienen en común un desarrollo anormal de la mandíbula que es bilateral en el síndrome de Treacher Collins y Unilateral en la microsomía hemifacial o síndrome de primer arco.
  • Fisuras faciales con malformaciones oro-óculo-nasales: Su sintomatología se asocia a defectos de unión en las estructuras que separan ojos nariz y boca.

¿Es posible tratar estas malformaciones?

Si es posible. Y hay técnicas descritas para cada una de ellas, mejorando sensiblemente la apariencia facial.