Cirugia ortognatica

Qué es la cirugía ortognática

Los maxilares son el asiento de los dientes y a la vez la estructura que da la forma a la cara. De ahí la necesidad de compaginar una forma estética del hueso, que conforme una buena estética facial, y a la vez una articulación correcta de los dientes, que permita una oclusión y masticación eficaz. Esta cirugía busca los dos objetivos simultáneamente la estética y la oclusión.

La combinación de un especialista en cirugía facial y un odontólogo especializado en oclusión y ortodoncia permite obtener los mejores resultados.

Si tiene una desarmonía facial y sus dientes no encajan perfectamente, consultemos para buscar la mejor forma posible de solucionar ambos problemas.

El origen de estas desarmonías suele tener causas hereditarias y de trastornos del crecimiento, aunque algunas veces se producen por traumatismos que descolocan los maxilares o tumores que provocan crecimientos exagerados de alguna parte de los mismos.

Para más información o concertar una visita

Garantizamos su privacidad. Su información no será guardada ni recibirá spam

Clasificación de la oclusión

En 1898 un médico y dentista, el Dr. Angle describió las tres posibilidades de oclusión que se daban en la población.

  • La clase I es la articulación correcta.
  • La clase II se produce cuando la mandíbula está retrasada con relación al maxilar.
  • La clase III ocurre cuando el maxilar está retrasado en relación a la mandíbula.
ib3 image

Clasificación de las malformaciones dentofaciales

Se han descrito 6 tipos básicos de problemas:

Defecto mandibular: Se produce cuando el desarrollo de la mandíbula es anormalmente pequeño y su traducción es una falta de proyección del mentón y una mandíbula pequeña. En cuanto a la oclusión se caracteriza por una clase II.

Exceso mandibular: también llamado prognatismo. Ocurre cuando la mandíbula crece de forma excesiva y la morfología que adopta el paciente es la de una mandíbula muy proyectada hacia delante. La oclusión toma la forma de una clase III de Angle.

Defecto maxilar: Su origen es el defectuoso crecimiento del maxilar superior. La morfología que adoptan estos pacientes el la de un tercio medio de la cara hipoplásico y su oclusión se corresponde con una clase III.

Exceso maxilar: Se corresponde con un crecimiento excesivo del maxilar superior y su traducción en la cara es una forma fácil alargada con una excesiva aparición de las encías al sonreír. La maloclusión que padecen es una clase II.

Mordida abierta: En este caso, independientemente de la forma facial, los dientes, ya sean los anteriores o los posteriores no contactan adecuadamente de forma que al cerrar la boca no hay contacto en alguno de esos sectores.

Protrusión bimaxilar: Su traducción en el aspecto facial es el de una cara negroide con los labios muy proyectados hacia delante por el empuje de los dientes. La oclusión suele ser correcta en cuanto a articulación. No obstante los dientes anteriores están excesivamente adelantados con respecto a su posición ideal en el hueso.

Cefalometrías

Es la forma de medir el tamaño y las relaciones entre sí de los huesos faciales. Estas medidas nos orientan a la hora de decidir la estructura que está mal en cada cara.

Tratamiento

El tratamiento de estos problemas es combinado cirugía, y ortodoncia.

  • Se comienza por una fase ortodoncia alineando los dientes en su lugar en relación con el hueso.
  • Posteriormente se movilizan las estructuras óseas hasta su posición ideal que debe compaginar una estética correcta con una oclusión eficaz.
  • Finalmente una vez estabilizada la situación ósea se completa afinando la oclusión con ortodoncia pos-quirúrgica.

Este documento está hecho con la finalidad de orientarle en su problema pero no describe de forma exhaustiva el diagnostico y tratamiento de estos problemas. Si su caso se engloba dentro de estas situaciones consultemos para que sus conceptos queden lo suficientemente claros.