Se puede realizar una rinoplastia para cumplir sus metas estéticas o con propósitos reconstructivos para corregir defectos de nacimiento o problemas de respiración.

Reconstrucción con colgajos TRAM y DIEP

Una manera alternativa para realizar la reconstrucción mamaria es la utilización de tejido de otras partes del cuerpo, como el abdomen.

En una de las técnicas posibles el tejido se mantiene unido a su sitio de origen, conservando su circulación original. El colgajo, formado de piel, grasa, y músculo con su soporte sanguíneo es tunelizado por debajo de la piel hasta el tórax. (Colgajo TRAM).

Otra técnica disponible usa tejidos del abdomen, que se trasplanta al tórax, reconectando los vasos sanguíneos a otros presentes en esta región usando técnicas microquirúrgicas (colgajo DIEP).

Esta última es la mas recomendable en la actualidad.

Para más información o concertar una visita

Garantizamos su privacidad. Su información no será guardada ni recibirá spam

La cirugía

Tanto si el tejido es tunelizado bajo la piel con su pedículo, como si es trasplantado al tórax con técnicas microvasculares, este tipo de cirugía es más compleja. Existen cicatrices tanto en el sitio donante, como en la mama reconstruida, y la recuperación es un poco más pesada. Por otro lado, sin embargo, cuando la mama es reconstruida enteramente con su propio tejido, los resultados son generalmente más naturales y no tiene los inconvenientes de los implantes. Además tiene la ventaja de que mejora el contorno abdominal.

Procedimientos complementarios

La mayoría de las reconstrucciones mamarias conllevan diferentes procedimientos a lo largo de un año aproximadamente. Generalmente la operación reconstructiva inicial es la más compleja. Las posteriores se emplean para conseguir simetría remodelando la otra mama, reconstruir el complejo areola-pezón, o para cambiar algún implante.

En algunas ocasiones si el riesgo de cáncer de la mama contralateral es alto, o bien si existe miedo al cáncer, o también si con ello se consigue mayor simetría, podremos aconsejarle sustituir el tejido glandular con una prótesis mamaria. Este procedimiento denominado mastectomía subcutánea debe ser personalizado en cada paciente, explicándole las ventajas y desventajas del mismo.