Asimetría mamaria

A tener en cuenta a la hora de tratar una asimetría mamaria

Un concepto básico a la hora de evitar múltiples intervenciones a lo largo de la vida es el que las mamas se van a comportar igual a lo largo de la vida si están hechas de lo mismo.

Es decir si en una mama tenemos una prótesis y la otra está conformada de glándula y grasa, pasados unos años, generalmente pocos, la mama natural caerá y la otra se mantendrá elevada. Por ello la importancia de hacer las modificaciones necesarias en ambas mamas para que su comportamiento sea similar en el futuro.

Las técnicas que se emplean son las que se utilizan en remodelación mamaria, es decir:

  • Técnicas de reducción mamaria
  • Técnicas de elevación mamaria
  • Técnicas de aumento mamario
  • Técnicas de mastectomía subcutánea
  • Técnicas relacionadas con la remodelación de los pezones

La elección de las técnicas depende del objetivo perseguido y de la situación actual de las mamas.

Para más información o concertar una visita

Garantizamos su privacidad. Su información no será guardada ni recibirá spam

Unas palabras sobre el síndrome de Poland

El síndrome de Poland es una asimetría torácica caracterizada por la ausencia de mama y del músculo pectoral mayor que se puede complementar con ausencia de clavícula, malformaciones en dedos y miembro superior e incluso ausencia de costillas.

Puede darse en ambos sexos dejando una deformidad que es variable según el paciente.

Su tratamiento consiste en recuperar la forma mediante prótesis preformadas que se colocan subcutáneamente bajo anestesia Genaro.

Se hace una prótesis a medida tras tomar los moldes necesarios para recuperar la mayor simetría posible y la prótesis e mete por la menor incisión posible y la menos visible.

Otra opción es el empleo de técnicas de reconstrucción mamaria con tejido autólogo